Google+ Followers

miércoles, 21 de mayo de 2014

RESTAURACIÓN I

Un día más salía de casa con la hora pegada para llegar a mi destino. Siempre echo un vistazo al contenedor, bueno, lo hago de manera inconsciente por si hay algo interesante para restaurar. Ese día fue  la silla que muestro, allí estaba, yo creo, esperándome. Me acerque a ella y como el tiempo me comía  seguí mi paso pero notaba como si me llamara para que la restaurara. En mi mente me preguntaba ¿Otra silla, y donde la meto, y...? Al final me venció su llamada y así quedo:



6 comentarios:

  1. Parece mentira el cambio que sufren los muebles una vez restaurados.

    ResponderEliminar
  2. Te quedó de lujo.
    Espero poder seguirte pronto y estar viendo tus trabajos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Mar, no tienes el gadget para hacerme tu seguidora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si me pongo una tarde con ese tema porque no tengo ni idea como se hace.

      Muchas gracias por tú interés y en el momento que consiga algo te aviso.

      Eliminar